Eliminación De Líneas, Depresiones y Surcos Faciales

LINEAS FINAS Y ESTATICAS, TOXINA BOTULINICA, SIAX
Es una toxina botulínica que se inyecta para relajar los músculos de la cara, así como para suavizar la expresión.

Es un tratamiento no invasivo, sin intervención quirúrgica ni tiempo de recuperación.  Este se aplica principalmente para la eliminación de las arrugas en la cara, patas de gallo, cuello y entrecejo.

Las arrugas son producidas por pequeños músculos localizados en la piel que tiran de ella, provocando los pliegues. La finalidad de la toxina es paralizar esos músculos y relajar la expresión.

En una sola sesión de 10 a 20 minutos  se inyecta en la zona deseada, sin necesidad de anestesia y en unos cinco días se puede apreciar su efecto. El tratamiento se repite cada cuatro meses. Se puede realizar de 2 a 3 veces al año para mantener su efecto.

LINEAS PROFUNDAS Y LIFTING FACIAL
Los implantes o rellenos faciales de ácido hialurónico hidratar permiten realzar y contornear, para conseguir armonizar y embellecer el rostro. Además líneas profundas nasolabiales, realizar un lifting facial, contornear pómulos, eliminar líneas de labios a  mentón y corrigen pequeños defectos nasales, arrugas,  pliegues de la cara  y pueden mejorar las marcas causadas por el acné o por pequeñas cicatrices.

De una forma muy natural armonizan las estructuras faciales y realzan la belleza del rostro sin necesidad de cirugía; es por esto que se han convertido en uno de los tratamientos estéticos más demandados.

Los usos más comunes de los materiales de relleno inyectables, además de los mencionados anteriormente son:
Aportar volumen a labios, mentón y pómulos.
Mejorar líneas de expresión de frente y entrecejo.
Mejorar la depresión de las comisuras labiales.
Su duración varía, depende de el material a usar y su tamaño de molecula y oscila entre un año a dos años.