Rejuvenecimiento con Radiofrecuencia Facial y Colágeno

La Radiofrecuencia es uno de los procesos de rejuvenecimiento facial más avanzado que a través de la transferencia de energía en forma de calor a los estratos más profundos de la dermis, logra la estimulación de la producción de colágeno, eliminando los signos del envejecimiento de la piel y devolviéndole una apariencia juvenil y lozana.

El aumento de temperatura en la dermis produce acortamiento de las fibras de colágeno existentes. Los fibroblastos, a su vez, estimulados por esta energía, generan nuevo colágeno remodelando los tejidos. Esta energía calórica tiene además un efecto desintoxicante y aumenta la nutrición y oxigenación de los tejidos al producir dilatación de los vasos que irrigan la piel.

Se lo conoce como lifting sin cirugía, no requiere de anestesia y no es invasivo. Se puede aplicar en cualquier sector del cuerpo, especialmente cara, cuello, abdomen, muslos y glúteos y es compatible con todos los tipos de piel.

El paciente puede continuar con su vida normal después de la aplicación ya que no produce dolor, costras ni inflamación.

Se recomiendan de 8 a 12 sesiones y además se realiza con colágeno de pevonia de nanotecnología el cual tiene la capacidad de llegar hasta la dermis potencializando su engrosamiento, fortalecimiento, regeneración e hidratación cutánea.